Definiendo Objetivos

2016

Hoy vivimos mucho más deprisa... hasta el punto de haber llegado al 2016 sin habernos percatado de ello. Al menos yo casi ni me he percatado y es que, en el lapso de 11 años, he cambiado de residencia varias veces, de país, un par de veces... he tenido mellizos, he aprendido nuevos idiomas, he asistido a grandes cambios...

Pero hay algo que no ha cambiado en todo este tiempo y ese algo  inmutable han sido mis preguntas, la forma en que veo el mundo, mis ambiciones de un planeta trabajando al unísono en un proyecto común  que aporte valor a nuestra forma de vida...

Es una lástima que hayan cambiado tantas cosas para que no cambie lo fundamental: nuestra gran dependencia energética.

Seguimos siendo esclavos de cables que nos atan a estructuras urbanas... disfrutamos de una pseudo libertad cuando nos sentamos frente a nuestros smartphones, ordenadores o dispositivos de todo tipo... basta un apagón para que nos percatemos que aún seguimos siendo muy primitivos. En vez de obtener energía del universo la obtenemos destruyendo y quemando nuestros recursos... un equilibrio inestable que nuestra miopía nos hace percibir viable y sin fin...

Pero dejando a un lado todo esto... disfrutemos de nuestro nuevo año, no nos queda otra que disfrutar de cada día que el destino nos regala porque nunca sabremos si será el último y sería una pena no haberle sacado el máximo provecho.