nuevos-gTLDs

Nuevas extensiones de dominio

He tardado bastante tiempo en concretar cual puede ser el futuro de internet tras la introducción de los nuevos gTLD o extensiones de dominio que pretenden introducir un factor de categorización en nuestro desordenado ciberespacio.

Tras más de 22 años observando la evolución de internet, puedo decir que en todo este gran revuelo sólo hay unos cuantos actores que salen beneficiados: a) la ICANN, que ha hecho caja con todos aquellos que han enviado sus solicitudes (185.000 USD por petición multiplicado por miles de peticiones) para gestionar nuevas extensiones de dominio, y b) aquellos que han conseguido algunas de las mejores extensiones y que les bastará con conseguir unos miles de registros y renovaciones anuales para obtener un mínimo rendimiento a su inversión.

Los usuarios, como de costumbre, seguirán accediendo a los contenidos como les dé la real gana, esto es, algunos seguirán buscando vía Google y entrarán en el sitio que Google les ofrezca en primeras posiciones o cuya descripción les parezca más acorde con lo que buscan. Otros seguirán entrando directamente en sus sitios favoritos porque les resulta fácil recordar su dirección tipo upm.es o rtve.es o cnn.com o lo que sea en cada caso concreto.

Por eso yo soy más de la opinión de dejar que el nuevo marco evolucione por sí mismo, que ya los que tienen intereses en uno u otro sentido se encargarán de vendernos su visión. Los que ahora gestionan sus nuevas extensiones se encargarán de hacerlas amables al público y que se vayan introduciendo poco a poco. Los que creen que el puntocom es el rey seguirán alabando sus virtudes. En cualquier caso queda un largo trecho para que alguien al que le digan que vaya a google.search no teclee directamente googlesearch.com o lo deje al azar de su navegador preferido que le redirigirá donde sea

Como colofón decir que veo poco probable, en el corto plazo, que ibm.com abandone su dominio “de toda la vida” y se pase a ibm.computers, sencillamente porque tener que explicar demasiado cómo se llega a “tu tienda” da pie a que finalmente lleguen a otra que les pilla de camino. Yo prefiero nombres cortos, fáciles de recordar y teclear, seguiré prefiriendo tener AAA.com que AAA.airlines o mis favoritos de siempre, los “domain hacks” que son mi perdición por decirlo de algún modo, a saber snak.es, slav.es y otros que estamos desarrollando poco a poco y que creo sobresalen sobre cualquier extensión… aunque claro, aquí también estoy ofreciendo mi punto de vista que no deja de ser, como es obvio, muy particular.

Así que no os dejéis marear, si os sentís cómodos teniendo una dirección web de nueva generación tipo ".photography", ".tips", ".app", pues adquiridla que lo importante, al final, es el contenido y lo fácil que sea encontrar la información y lo cómodo que se sienta el visitante cuando entra vía su Smartphone o su PC o el dispositivo que tenga por costumbre usar. Si al contrario os sentís cómodos con el tradicional ".com" o con el correspondiente a vuestro país, ".es", ".co.uk", ".de", pues elegidlo y punto.